ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Proteger a la seguridad de las mujeres en todos los aspectos del trabajo del programa

La seguridad de las mujeres debe ser la máxima prioridad en las iniciativas de reforma judicial.

La protección de la seguridad de las mujeres también significa garantizar la seguridad de los Defensores de los Derechos Humanos de la Mujer.

El trabajo para reformar el sector de la justicia informal puede ser especialmente peligroso para los defensores de las mujeres. Los desafíos relacionados con el sector informal, incluyendo la logística, percepciones de un poder sobrenatural y la naturaleza política de la reforma del sector de la justicia pueden conducir al aumento de los riesgos. En especial para los defensores que trabajan en comunidades aisladas, desafiar el orden establecido puede tener como consecuencia el ostracismo y el aumento del riesgo de violencia. Los defensores de los derechos humanos de las mujeres están sujetos a tipos específicos de violencia, riesgos y restricciones debido a su trabajo con asuntos de género. A menudo los defensores de los derechos humanos de las mujeres enfrentan los siguientes tipos de violaciones:

  • Ataques a la vida, integridad física y mental

    • Homicidio e intento de homicidio

    • Desaparición

    • Tortura, tratamiento cruel, inhumano y degradante

    • Violación, abuso y agresión sexual

    • Violencia doméstica

    • Uso excesivo de la fuerza

  • Privación de libertad física y psicológica

    • Arresto y detención arbitraria

    • Detención administrativa

    • Secuestro

    • Reclusión psiquiátrica

  • Ataques contra la calidad de persona y reputación

    • Amenazas, advertencias y ultimátum

    • Acoso psicológico

    • Chantaje y extorsión

    • Acoso sexual

    • Provocación sexual

    • Campañas de difamación, calumnias, etiquetado y tácticas sucias

    • Discursos de odio

    • Estigmatización, segregación y ostracismo

  • Invasión de la privacidad y violaciones que afectan a las relaciones personales

    • Invasión en las oficinas u hogares

    • Ataques e intimidación a los miembros de la familia y comunidad

  • Disposiciones legales y prácticas que restringen el activismo de las mujeres

    • Uso restrictivo de derecho consuetudinario y marcos legales basados en la religión

    • Criminalización y procesamiento

    • Investigación, interrogación y vigilancia ilegal e inclusión en listas negras

    • Formulación de leyes en contra de las organizaciones no gubernamentales

    • Sanciones en el lugar de trabajo

  • Violaciones a la libertad de expresión, asociación y reunión de la mujer

    • Restricciones a la libertad de asociación

    • Restricciones al derecho a recibir financiamiento

    • Restricciones a la libertad de expresión

    • Restricciones al acceso a la información

    • Restricciones sobre comunicación con organismos internacionales

    • Restricciones a la libertad de reunión

  • Restricciones de género a la libertad de movimiento

    • Necesidad de permiso o no autorización para viajar al exterior

    • Restricciones o impedimentos a los viajes internos

    • Denegación de visas para viajes

    • Deportación

  • No reconocimiento de las violaciones e impunidad

La documentación de las violaciones perpetradas contra los defensores de los derechos humanos de la mujer es un componente importante del trabajo. Al documentar las violaciones contra los defensores de los derechos humanos, se debe reunir mucha de la misma información que se reúne en cualquier caso de documentación de derechos humanos, pero se debe recopilar información que establece un vínculo claro entre el trabajo en la reforma del sector justicia u otras violaciones a los derechos humanos y los abusos que fueron perpetrados.

Fuente: Oxfam 2007.

Lista de materiales y recursos para las defensoras de los derechos humanos) (AWID, 2010). Disponible en inglés y español.

En defensa de las mujeres que defienden los derechos: Guía para defensoras de derechos humanos) (Oxfam, 2007). Disponible en inglés, español, francés, tailandés, árabe.

Hay muchas formas mediante las cuales las defensoras de los derechos humanos pueden mejorar su seguridad y hacer rendir cuentas a los violaciones. Algunos de los métodos usados más frecuentemente incluyen (Oxfam, 2007; Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional, 2008):

  • Uso de alertas de acción o recursos urgentes Vea ejemplos de recursos urgentes en representación de los defensores de los derechos humanos en FrontLine.

  • Uso de campañas de concientización para dar a conocer a las defensoras de los derechos humanos bajo amenaza

  • Apoyo de emergencia con llamadas y envío de faxes a las autoridades, fondos para gastos médicos o legales, reubicación temporaria, etc. FrontLine ofrece una línea telefónica de emergencia de 24-horas para defensoras de derechos humanos en riesgo.

  • Participación en redes de defensoras

  • Desarrollo de actividades de respaldo en la programación. Puede ayudar a reducir el desgaste laboral y conservar la seguridad.

¿Qué sentido tiene la revolución si no podemos bailar?, una guía sobre el cuidado personal para las defensoras de los derechos de las mujeres. Disponible en albanian, inglés, francés, español y serbio.

  • Las nominaciones para premios o procurar funciones de liderazgo en los grupos de derechos humanos puede elevar el perfil de las defensoras de los derechos humanos que están bajo amenaza y cambiar el análisis costo beneficio para aquellos que buscan dañarlas o silenciarlas.

  • Procurar respaldo de las instituciones nacionales de derechos humanos Para más información sobre el trabajo con las instituciones nacionales de derechos humanos, vea NHRI Forum.