ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Promoción

  • La promoción es una herramienta importante que se puede emplear para influir en los gobernantes a fin de propiciar cambios y desarrollos en las políticas y los programas que protegen a las mujeres y las niñas de la violencia durante y después de los conflictos. Un mecanismo de coordinación contra la violencia de género resulta especialmente adecuado para las tareas de promoción, porque comprende múltiples organizaciones e individuos que pueden expresarse con una sola voz sobre una cuestión determinada, especialmente si es controvertida o complicada.
  • En ocasiones se confunde la promoción con la sensibilización, un enfoque empleado en las actividades de movilización de la comunidad, de información, educación y comunicación y/o de comunicación para cambios en el comportamiento. Pese a que la sensibilización puede ser una etapa importante en el procedimiento de promoción, no es su fin último (adaptado del Comité Internacional de Rescate, 2011, y Ward, 2010).

Tipo de enfoque

Objetivo

Grupos a los que se dirige

Movilización de la comunidad

Sensibilizar, empoderar a la comunidad, desarrollar la capacidad de la comunidad para abordar el problema

Población general, grupos específicos de personas

Comunicación para cambios en el comportamiento / Información, educación y comunicaciones

Sensibilizar, cambiar los comportamientos

Población general, grupos específicos de personas

Promoción

Sensibilizar, usar la toma de decisiones y la elaboración de políticas para cambiar el entorno social

Grupos específicos de personas influyentes

Fuente: Ward, J., 2010. Handbook for Coordination Gender-based Violence Interventions in Humanitarian Settings, AdR de violencia por motivos de género, apartado 59.

  • La promoción consiste en “el uso deliberado y estratégico de la información, por parte de personas o grupos de personas, para propiciar un cambio. Las tareas de promoción incluyen el uso de estrategias para influir en los dirigentes y las políticas, y para cambiar las actitudes, las relaciones de poder, las relaciones sociales y el funcionamiento institucional, a fin de mejorar la situación de los grupos o personas que comparten problemas similares” (Comité Internacional de Rescate, p. 93).
  • Según el contexto, podría ser más adecuado dirigir las estrategias de promoción a uno de los niveles de intervención o a una combinación de estos (extracto del Comité Internacional de Rescate, pp. 94-95):
    • Nivel local: Intenta abordar directamente las necesidades de las comunidades afectadas y prestarles apoyo, e implica trabajar en estrecha colaboración con los dirigentes locales. Según el contexto, los dirigentes locales pueden incluir los prestadores de servicios, la dirección de los campamentos de refugiados o desplazados internos, los líderes comunitarios, otros trabajadores humanitarios, organismos de coordinación, representantes del gobierno local, personal de seguridad u organizaciones de la sociedad civil.
    • Nivel nacional o de distrito: Intenta cambiar el sistema existente para apoyar a las mujeres y las niñas en situaciones de emergencia. Los objetivos clave podrían incluir representantes del gobierno de nivel nacional o de distrito, organismos de coordinación nacionales, donantes establecidos en el país u oficinas nacionales de organismos humanitarios.
    • Nivel internacional: Intenta movilizar recursos, sensibilizar sobre una situación de emergencia y propiciar cambios estructurales para mejorar el apoyo a las mujeres y las niñas. Los dirigentes de este ámbito podrían incluir el personal de las Naciones Unidas en Nueva York o Ginebra, los organismos gubernamentales internacionales de ayuda, los organismos de coordinación regional y otras coaliciones, alianzas y ONG internacionales.

Ejemplos de promoción:

Fuente: Comité Internacional de Rescate, 2011. GBV Emergency Response and Preparedness Participant Handbook, p. 95.

  • Generalmente la promoción conlleva las etapas siguientes, con un esfuerzo continuado de reunión de datos, supervisión y evaluación:

Reunión de datos

ETAPA 1: los socios en la coordinación sobre la violencia de género empiezan con la CUESTIÓN alrededor de la cual quieren promover el cambio en las políticas. La cuestión está acotada, es clara y los socios la consideran importante.

Supervisión y evaluación

ETAPA 2: los socios articulan el PROPÓSITO de la promoción (a medio o largo plazo, con un objetivo de transformación) Y OBJETIVOS (a corto plazo, específicos, medibles) basados en la cuestión que es objeto de promoción.

Reunión de datos

ETAPA 3: los socios identifican al PÚBLICO relativo a esta política: dirigentes que tienen el poder para generar un cambio al respecto.

Supervisión y evaluación

ETAPA 4: seleccionar socios de la coordinación en materia de violencia de género expertos en promoción (quizás en colaboración con un subgrupo de coordinación), desarrollar un MENSAJE de promoción convincente y adaptarlo a los intereses del público relativo a esta política.

ETAPA 5: los socios identifican los CANALES DE COMUNICACIÓN apropiados para transmitir el mensaje de promoción al público de esta política. Estos pueden incluir una conferencia de prensa, un dossier de información resumida, un debate público, una conferencia para responsables políticos, etc.

ETAPA 6: los socios de la coordinación en materia de violencia de género tratan de ampliar la base de APOYO entre miembros de la sociedad civil y otros aliados.

ETAPA 7: los socios de la coordinación en materia de violencia de género RECAUDAN FONDOS y movilizan sus recursos para apoyar la campaña de promoción.

ETAPA 8: el mecanismo de coordinación contra la violencia de género IMPLEMENTA su estrategia de promoción de acuerdo con un plan de acción.

Fuente: Ward, J., 2010. Handbook for Coordinating Gender-based Violence Interventions in Humanitarian Settings, AdR de violencia por motivos de género, pp. 50-60.

  • En situaciones de conflicto y posteriores a un conflicto los gobiernos pueden resistirse a admitir la existencia de violencia contra las mujeres y las niñas, y/o puede ser que a causa de un conflicto sea peligroso revelar el problema de este tipo de violencia. En estas situaciones, el desarrollo de las estrategias de promoción deben tener en cuenta los problemas de seguridad. A continuación se presentan algunas alternativas útiles o enfoques “subrepticios” de la promoción. Sin embargo, incluso con estos enfoques “subrepticios”, debería reflexionarse sobre si algún dato, aunque sea anónimo, puede identificar a organizaciones (si hay un número limitado de organismos que presten servicios ante la violencia de género en el área en cuestión) o individuos y, por consiguiente, ponerlos en peligro. La promoción a través de un mecanismo de coordinación es útil cuando hay problemas de seguridad, porque trabajar en grupo puede atenuar los riesgos. A continuación se hacen algunas sugerencias:
    • Desarrollar asociaciones estratégicas con personas u organizaciones de confianza dedicadas a la promoción para canalizar la información delicada sobre el país hacia el plano internacional de un modo confidencial (es decir, sin menciones al organismo o persona ni posibilidad alguna de localizar la fuente de la información). La información y los datos recabados por los organismos prestadores de servicios sobre el terreno son muy valiosos para las organizaciones dedicadas a la promoción. Las organizaciones (como las organizaciones internacionales de derechos humanos) y las personas (como los Relatores Especiales) dedicadas a la promoción están en una mejor posición para expresar una opinión pública y con impacto sobre cuestiones delicadas, porque no tienen una componente de prestación de servicios sobre el terreno.
    • Recopilar la información existente que ya han publicado organizaciones que gozan de credibilidad.
    • Proporcionar información precisa sobre la violencia de género a los periodistas de un modo confidencial durante una emergencia. Idealmente, el mecanismo de coordinación contra la violencia de género hará recomendaciones sobre el contacto con periodistas a los socios del ámbito de la violencia de género.
    • Hacer que informar a las organizaciones donantes internacionales se convierta en una prioridad constante para el mecanismo de coordinación contra la violencia de género. Hacer recomendaciones sobre el modo y el lugar en que los fondos de los donantes pueden ser más eficaces para mejorar la respuesta a una situación de emergencia. Además, los organismos donantes cuentan con una influencia significativa en los máximos niveles de decisión a escala internacional.
    • Trabajar con el/la Coordinador/a Residente o el/la Coordinadora de Asuntos Humanitarios para garantizar que está informado/a sobre las cuestiones estratégicas y de políticas cuya promoción puedan facilitar las Naciones Unidas y, cuando sea apropiado, dirigir el equipo de las Naciones Unidas en el país en una iniciativa conjunta de promoción. Trabajar con el Grupo temático sobre protección en el país y con el Grupo temático mundial sobre protección para amplificar o complementar los mensajes.
  • A modo de enfoque de promoción preventiva, se puede movilizar a las comunidades para:
    • Intensificar el apoyo a las reformas legales relacionadas con la violencia contra las mujeres y las niñas y los derechos de las mujeres.
    • Intensificar la presión pública a favor de la igualdad de género.
    • Incrementar la concienciación sobre los derechos jurídicos de las mujeres entre la población general y, en particular, entre partes interesadas clave de la comunidad.
    • Apoyar públicamente los derechos civiles de la mujer, como los derechos relativos a la propiedad de bienes y de tierra y al matrimonio, que son factores protectores contra la violencia.
    • Incidir en las respuestas de las escuelas, la policía, los servicios sanitarios y sociales y otras instituciones ante la violencia contra las mujeres y las niñas. Apoyar la colaboración entre estas instituciones.
    • Dirigirse a los miembros del parlamento u otros responsables gubernamentales y promover su compromiso con una política pública para la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas (Miedema, 2011).

Ejemplo: En Timor-Leste, el mecanismo de coordinación multisectorial (“Rede-Referral”) funciona en el marco de la Constitución y la Ley contra la Violencia Doméstica de Timor-Leste. Rede-Referral se compone de dos grupos de trabajo: el Grupo de Trabajo de los prestadores de servicios, dirigido por el Ministerio de Solidaridad Social, con el apoyo técnico del UNFPA; y el Grupo de Trabajo de estrategia y promoción, dirigido por la Secretaría de Estado para la Promoción de la Igualdad. Entre sus miembros se cuentan ONG, organismos de las Naciones Unidas y coordinadores del Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Justicia, la Secretaría de Estado para la Seguridad Civil (unidades de personas vulnerables de la Policía Nacional de Timor-Leste) y la Oficina del Fiscal General. El Grupo de Trabajo de estrategia y promoción ha constatado que las reuniones individuales ayudan a implicar a otros sectores y ministerios en la coordinación sobre la violencia de género y los anima a hacer aportaciones en cuestiones relativas a este tipo de violencia. Cuando se realizan previamente a una reunión del grupo de trabajo, las reuniones individuales incrementan el apoyo de otros ministerios competentes y alertan sobre la importancia de esta cuestión. En el contexto de Timor-Leste —donde recibir instrucciones y directivas constituye un factor motivador y puede ayudar a hacer avanzar las cosas— organizar una reunión entre otros ministerios competentes y el coordinador de una autoridad de alto nivel, como la Secretaría de Estado del Ministerio de la Seguridad Social, también anima a estos otros ministerios a incluir la violencia de género en sus agendas. Los problemas se toman en serio y reciben un trato prioritario cuando hay acuerdos o documentos interministeriales que plasman las directrices procedentes de la máxima autoridad. Este componente esencial de la puesta en práctica de las respuestas y la coordinación avanza gracias al trabajo del Grupo de Trabajo de estrategia y promoción.

Para más información, véase el apartado sobre promoción en el módulo Campañas.

Véase también la información adicional sobre la colaboración con los medios de comunicación en cuestiones de violencia contra las mujeres en situaciones de emergencia, como las directrices para los medios y un manual para periodistas.

Para ejemplos de notas breves de promoción publicadas por el Área de responsabilidad de violencia por motivos de género en contextos de emergencia, véanse las notas sobre Siria, las Filipinas y la República Centroafricana.

Para más información sobre las actividades de promoción, la colaboración con los medios, los llamamientos a la financiación contra la violencia de género, el desarrollo de materiales de información, educación y comunicación, y otras tareas relacionadas con la promoción, véase el apartado 3 del manual de coordinación sobre la violencia de género.

 tema anterior Monitoreo y Evaluación