ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Resumen

  • La elaboración de programas para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en contextos humanitarios se encuentra en una fase incipiente: pese a que existen marcos comúnmente reconocidos y utilizados para crear servicios de respuesta coordinados, no existe ningún marco similar para guiar la labor de prevención sobre la violencia contra las mujeres y las niñas. En consecuencia, las actividades de prevención en contextos de emergencia tienden a ser improvisadas, a pequeña escala y/o sobre cuestiones específicas. No existe una idea o acuerdo común en cuanto a lo que implica la prevención, ni en cuanto al tipo de acciones de prevención que deben gozar de prioridad en las distintas etapas de la intervención humanitaria. Desde el Área de responsabilidad de violencia por motivos de género se ha desarrollado una propuesta de marco para la prevención en contextos humanitarios.
  • El fundamento de la prevención es el mismo en todos los contextos: erradicar la violencia antes de que ocurra. Los elementos comunes relevantes para todos los contextos son aquellos que abordan las causas profundas de la violencia contra las mujeres y las niñas. Estos elementos comunes que es preciso abordar son: el poder y el control de los hombres sobre las mujeres, la desigualdad de género y la discriminación contra mujeres y niñas. Las intervenciones de lucha contra estas causas profundas requieren de una planificación a largo plazo para lograr la igualdad de derechos de las mujeres, cambios sustanciales en la condición económica, social y política de las mujeres, así como cambios en las normas sociales que desvalorizan y discriminan a mujeres y niñas y toleran el abuso.
  • Además de estos elementos comunes y de las causas profundas que remediar, será necesario adoptar estrategias específicas y adaptadas a las distintas situaciones y sus contextos particulares. La reforma institucional, por ejemplo, es parte esencial de los programas de prevención, pero puede no ser posible en medio de un conflicto en que no existen instituciones, no son estables o no funcionan. Las intervenciones a corto plazo, como el aumento del número de patrullas móviles para mejorar la seguridad de las mujeres y las niñas en espacios públicos, pueden ser una medida práctica para prevenir la violencia, pero no resolverán los problemas subyacentes que hacen que esta ocurra.

Lecturas adicionales:

Véase Promover la prevención primaria en el módulo Principios básicos de programación.