ESCAPE RAPIDO DE SITIO

General

  • Las consecuencias del conflicto, al igual que las consecuencias de la violencia contra las mujeres y las niñas, son numerosas y pueden repercutir en las comunidades durante muchos años. Dichas consecuencias pueden afectar a los recursos físicos, materiales y económicos de una comunidad y mermar su bienestar psicosocial (Comité Internacional de Rescate, 2012). Este es el motivo por el que las intervenciones de base comunitaria son esenciales y deben estar incluidas en los programas de salud mental y apoyo psicosocial que pretenden dar respuesta a la violencia contra las mujeres y las niñas en situaciones de conflicto y posteriores a los conflictos. Las intervenciones de base comunitaria incluyen servicios básicos y medidas de seguridad así como actividades de apoyo de la comunidad y las familias. Las intervenciones de base comunitaria también deben trabajar por erradicar las actitudes, creencias y prácticas que aprueban la violencia contra las mujeres y las niñas y/o ‘culpan a la víctima’.