ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Programas psicosociales según la fase y el contexto de la emergencia

  • El tipo de intervenciones que se adoptarán para ejecutar programas de respuesta de salud mental y psicosocial para abordar la violencia contra las mujeres y las niñas en situaciones de conflicto y posteriores a los conflictos dependerá del contexto y la fase de emergencia sobre el terreno. El contexto determinará cuáles son los conocimientos y servicios disponibles preexistentes y cómo la comunidad interpreta y afronta el problema (UNFPA, 2012). La fase de emergencia determinará qué tipo de servicios son necesarios, cuáles son las posibles prioridades sobre el terreno y los problemas de acceso relacionados con las restricciones de seguridad. La información facilitada a continuación puede servir de esquema general, y podrá adaptarse en función de la situación.
  • Durante la fase de respuesta aguda, las intervenciones en materia de salud mental y psicosocial orientadas a las víctimas de violencia contra las mujeres y las niñas deberían centrarse en:
    • Los servicios básicos y las medidas de seguridad que mejoran la protección general mediante el establecimiento o restablecimiento de la seguridad, una adecuada gober nanza, y servicios que responden a las necesidades básicas de forma participativa, segura y socialmente apropiada.
    • Las intervenciones en materia de apoyos comunitarios y familiares podrían incluir: la localización y reunificación de las familias cuando reunirse con la familia puede ayudar a la sobreviviente; la difusión masiva a través de medios de comunicación para conectar a las sobrevivientes con los servicios y reducir el estigma que lleva asociada la violencia contra las mujeres y las niñas; actividades educativas formales y no formales; actividades para proporcionar nuevos medios de vida; y la activación de las redes sociales, mediante grupos de mujeres y grupos de jóvenes.
    • Las intervenciones en materia de apoyos específicos no especializados van dirigidas a las sobrevivientes que requieren servicios más específicos a nivel individual y tal vez necesiten que los proveedores de servicios les brinden una combinación de apoyo emocion al y les ayuden a desarrollar medios de vida. Estas intervenciones también incluyen elementos de primeros auxilios psicológicos y atención básica en salud mental brindados por profesionales de atención primaria (adaptado de UNFPA, 2012, p.  86).
  • En la fase aguda de una situación de emergencia, no suele ser posible ofrecer servicios de asistencia individualizada. En este tipo de situación, se debe dar prioridad al establecimiento de servicios mínimos de atención básica y psicosocial, y puede que sea imposible capacitar a los trabajadores sociales y poner en marcha un sistema exhaustivo de asistencia individualizada. En situaciones de emergencia caracterizadas por la desintegración y el desplazamiento de comunidades locales y grandes movimientos de población, es poco probable que los proveedores de servicios vean a un sobreviviente más de una vez, por lo que no resulta realista poner en práctica controles de seguimiento.
  • A pesar de los desafíos que plantea una situación de emergencia grave, pueden adoptarse varias medidas para garantizar que las sobrevivientes reciban la atención y la información vitales que necesitan y sentar las bases para el establecimiento de servicios de asistencia individualizada, una vez estabilizada la situación y dispuestos los demás servicios esenciales. Por ejemplo:
    • Ofrecer capacitación a los equipos de respuesta psicosocial y médica sobre los fundamentos de la asistencia individualizada, poniendo especial énfasis en el empoderamiento de la paciente y en su información acerca de las opciones y los servicios disponibles.
      • El personal psicosocial debe entender todos los pasos de la asistencia individualizada y los principios de la atención centrada en las sobrevivientes.
      • Al principio, el mantenimiento de expedientes dependerá de cada contexto y de su habilidad para almacenar la información relativa a la paciente de forma segura y confidencial. Tan pronto como exista un sistema, deberá introducir una herramienta básica de admisión y un formulario de consentimiento, que deberán ir acompañados de un instrumento más exhaustivo para la asistencia individualizada.
  • Cuando ya existan servicios de asistencia individualizada antes de la emergencia, estos proveedores de servicios deberán ser consultados y encauzar toda iniciativa de desarrollo de herramientas. Dado que los encargados de la asistencia individualizada pueden necesitar la ayuda del personal de respuesta a emergencias para hacer frente al aumento del número de pacientes, el papel de estos consistirá en apoyar e incrementar la calidad de los servicios (Comité Internacional de Rescate, 2012).
  • Durante la fase de socorro a largo plazo, las intervenciones en materia de salud mental y psicosocial para los sobrevivientes y las personas afectadas por la violencia contra las mujeres y las niñas deberían incluir todas las actividades descritas en cada uno de los niveles del enfoque multidimensional para intervenciones psicosociales. Las actividades deben centrarse en la integración de los servicios de salud mental en el sector de la salud y las estructuras de servicio social disponibles así como en el desarrollo de capacidades y el apoyo a los proveedores de servicios. El carácter integral de los servicios podrá variar en función del contexto y del alcance de las iniciativas de recuperación (UNFPA, 2012).
  • Durante la fase de recuperación y rehabilitación, las intervenciones podrán centrarse en desarrollar las capacidades y el apoyo a los sistemas nacionales jurídicos, políticos y de servicios con el fin de lograr soluciones más duraderas (UNFPA, 2012). Para orientación sobre este asunto, véase el módulo de Salud.

 

Herramientas adicionales

Mental Health and Psychosocial Support for Conflict-Related Sexual Violence: Principles and Interventions (OMS, 2012). Se trata de un resumen del informe de la reunión sobre cómo responder a las necesidades psicosociales y de salud mental de los sobrevivientes de la violencia sexual en situaciones de conflicto, que fue organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la colaboración del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en nombre de la Iniciativa de las Naciones Unidas contra la Violencia Sexual en los Conflictos (Iniciativa de la ONU), del 28 al 30 de noviembre de 2011, en Ferney-Voltaire, France. Disponible en inglés.

GBV Emergency Response and Preparedness: Participant Handbook (IRC, 2012)

Communication Skills in Working with Survivors of Gender-based Violence, (Ward, J. y el Consorcio para el Cuidado de la Salud Reproductiva en los Conflictos, 2004a). Este manual de capacitación es fruto de la colaboración entre Family Health International (FHI), el Consorcio RHRC y el Comité Internacional de Rescate. El manual incluye un plan de capacitación, una lista de los materiales necesarios, un programa detallado de capacitación así como todas las transparencias, notas y hojas de actividades necesarias para llevar a cabo la formación. El curso de capacitación ha sido diseñado de modo que todos los materiales puedan compartirse con los asistentes al finalizar el taller, lo que permite realizar formaciones posteriores sobre temas relevantes para sus respectivos contextos.  Disponible en inglés.

Guía del IASC sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias Humanitarias y Catástrofes (Comité permanente entre organismos [IASC], 2007). La guía incluye una matriz, con recomendaciones para la planificación de emergencias, acciones a desarrollar durante los primeros estadios de una emergencia y respuestas integrales para las fases de recuperación y rehabilitación. La matriz es una valiosa herramienta de apoyo para los esfuerzos de colaboración, coordinación y abogacía. Provee un marco para analizar hasta qué punto se han implementado, durante una emergencia, las primeras respuestas básicas. La guía se complementa con un CD que contiene el texto completo, recursos bibliográficos y documentos de apoyo en formato electrónico. Las listas de acciones específicas ofrecen una guía útil para proporcionar servicios de apoyo psicosocial y salud mental y abarcan los siguientes ámbitos: coordinación; diagnóstico, supervisión y evaluación; protección y normas en materia de derechos humanos; recursos humanos; apoyo y movilización de la comunidad; servicios de salud; educación; difusión de la información; seguridad alimentaria y nutrición; refugio y planificación de zonas; y agua y saneamiento. Disponible en  árabeinglés,  francés,  nepalí, y  español.

Caring for Survivors Training Pack (UNICEF, 2010). Ese paquete de capacitación proporciona información y contribuye al desarrollo de competencias necesarias para la comunicación básica y la interacción con sobrevivientes de la violencia sexual en países en conflicto o situaciones de emergencia complejas. Disponible en inglés.

Psychosocial counseling and social work with clients and their families in the Somali Context: A Facilitator’s Guide (ACNUR y GRT, 2009). Este manual constituye una guía de capacitación para ayudar a los profesionales que trabajan en el contexto somalí. Se centra en las condiciones psicosociales necesarias para la rehabilitación de las personas que sufren algún trauma o trastornos relacionados con la salud mental y de las víctimas de violencia y abusos por motivos de género. El objetivo de estas directrices, desarrolladas en el marco de un programa financiado por el ACNUR en Somalia, es ayudar al personal que se ocupa de la protección y asistencia de los refugiados y de las personas internamente desplazadas. Disponible en inglés.

Psychosocial Care for Women in Shelter Homes (UNODC, 2011). La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Ministerio de Desarrollo de la Mujer y el Niño del gobierno de India han puesto en marcha un proyecto conjunto de ayuda a las víctimas, para hacer frente a las necesidades psicosociales de las mujeres en centros de acogida, en determinados estados del país. En este contexto, la UNODC ha desarrollado, en colaboración con el Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias de Bangalore, este manual destinado a los cuidadores de los centros de acogida. Disponible en inglés.

Violence against Women in War: Handbook for Professionals Working with Traumatized Women (Mabuse-Verlag: Suchergebnisse/Medica Mondiale, 2005). Este manual, elaborado por  Medica Mondiale,  constituye el primer resumen exhaustivo y multidisciplinario sobre el tema de “la violencia sexual y el traumatismo relacionados con la guerra”. Sus artículos describen varios enfoques de trabajo que han resultado valiosos en la labor con las mujeres traumatizadas de zonas azotadas por crisis políticas así como con las mujeres refugiadas en países de exilio. Disponible a la venta.

Grupo de Referencia sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias Humanitarias y Catástrofes del IASC, 2012, Who is Where, When, doing What (4Ws) in Mental Health and Psychosocial Support: Manual with Activity Codes (field test-version), Ginebra. Este manual describe el código de actividad 4W correspondiente a la salud mental y el apoyo psicosocial, para los trabajadores humanitarios responsables de coordinar servicios SMAPS. La herramienta se divide en dos partes: una aplicación de recopilación de datos en hojas de cálculo (en línea y en Excel) y el propio manual que describe cómo reunir los datos.

Counseling Guidelines on Domestic Violence (2001), programa de capacitación sobre el SIDA en África Meridional, Harare, Zimbabwe. Esta guía, desarrollada por el Organismo Canadiense de Desarrollo Internacional y el programa de capacitación sobre el SIDA en África Meridional, está dirigida a profesionales y asesores voluntarios así como a otros proveedores de servicios con limitada experiencia en asesoramiento sobre VIH. Estas pautas, que forman parte de una serie de folletos sobre asesoramiento, se basan en la experiencia de asesores en materia de violencia doméstica en África Meridional. Abarcan temas como: la violencia doméstica vista desde una perspectiva general, la relación entre violencia doméstica y enfermedades de transmisión sexual/VIH, la naturaleza del asesoramiento generalmente eficaz, y el asesoramiento de sobrevivientes de violencia doméstica y sobrevivientes con SIDA. También ofrece un resumen de las oportunidades y repercusiones de la acción contra la violencia doméstica. Disponible en  inglés.

The Power to Change: How to set up and run support groups for victims and survivors of domestic violence (Proyecto Daphne, 2008, traducido al portugués). Este manual describe algunos de los aspectos prácticos y organizativos necesarios para formar grupos de apoyo a los sobrevivientes de violencia doméstica, que sean susceptibles de mejorar su seguridad y autoestima. Disponible en inglés.

Red de salud mental y apoyo psicosocial. La red SMAPS es una plataforma mundial en crecimiento que conecta a personas, redes y organizaciones con el fin de intercambiar recursos y desarrollar conocimientos relacionados con la salud mental y el apoyo psicosocial, tanto en emergencias como en situaciones adversas.

 

Recursos adicionales

Mollica, R., Lopes Cardozo, B., Osofsky, H., Raphael, B., Ager, A. y Salama, P., 2004, Mental health in complex emergencies, Lancet, 364: 2058-67.

The Psychosocial Working Group, 2003, Psychosocial Intervention in Complex Emergencies:A Conceptual Framework. Disponible en inglés