ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Antecedentes

A través de la planificación de casos, los refugios tienen una oportunidad temprana de asistir a las mujeres para que planeen medidas positivas para seguir adelante.

La práctica ofrece un enfoque de colaboración para evaluar las necesidades de las mujeres, identificar los servicios y recursos que se requieren para satisfacer esas necesidades además de fijar metas específicas y planificar acciones para ayudarlas en el proceso. La planificación de casos puede complementar actividades de promoción para empoderar y apoyar a las mujeres con el fin de que accedan a los servicios y recursos necesarios, y también puede contribuir a la coordinación de servicios.

La planificación de casos está diseñada para ayudar a determinar el curso de acción preferido al atender las necesidades de las mujeres y para conectarlas con la justicia, vivienda, salud, asistencia social y otros servicios adecuados. El plan de caso es una herramienta que empodera y apoya a las mujeres a cubrir las frecuentes necesidades de múltiples recursos y servicios que surgen a raíz de sus experiencias de violencia y a escapar del abuso, cuando corresponda. Los planes de caso pueden ser usados para empoderar a las mujeres al hacer posible que vean y busquen oportunidades que las ayuden a lograr sus metas. El proceso de analizar el progreso en los planes de caso con una trabajadora del refugio también puede ayudar a la mujer a ver el progreso que han logrado y modificar el plan para reflejar las necesidades cambiantes.

Aunque existen enfoques algo diferentes sobre la planificación de caso, por lo general consiste en un proceso de colaboración entre la mujer y la trabajadora del refugio que comprende:

  • Evaluar la situación actual de la mujer, sus necesidades y metas.
  • Explorar las opciones disponibles y determinar los servicios y recursos a los que se accederá para ayudar a la mujer a cubrir esas necesidades y lograr sus metas deseadas.
  • Identificar los beneficios, alternativas y consecuencias de las diversas opciones de servicios y recursos.
  • Documentar las opciones a través de un plan de caso individualizado.
  • Ayudar a la mujer a implementar el plan, que incluye promover el acceso a recursos y servicios según sea necesario (British Columbia Housing, 2010).

La planificación de caso se debe adherir a los principios rectores de los servicios de refugio, concretamente:

  • Reflejar entendimiento de la situación, necesidades y metas individuales de la mujer.
  • Concentrarse en las fortalezas y habilidades individuales de la mujer.
  • Emplear un enfoque con base en el trabajo en equipo que coordina e integra a los proveedores de servicios involucrados en apoyar/ayudar a la mujer.
  • Hacer participar a las integrantes confiables de la red de respaldo social de la mujer, cuando corresponda.
  • Promover la seguridad, salud y bienestar integral de la mujer y capacidad para autoasistencia.
  • Entablar relaciones respetuosas y de colaboración.
  • Promover que se rinda cuentas a la mujer.
  • Estar informada por principios éticos.
  • Defender las necesidades de la mujer (British Columbia Housing, 2010).

Próximo tema   Prácticas