ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Compartir Las Conclusiones

La vigilancia y evaluación solo puede ser útil si las conclusiones se comparten de forma oportuna y eficaz con todos los que utilizarán la información.

Los distintos interesados podrían requerir informes en formatos diferentes. Por ejemplo, las conclusiones de la vigilancia pueden transmitirse el equipo de gestión de la campaña en reuniones periódicas, mediante informes breves por escrito de las conclusiones y decisiones fundamentales.

Los informes escritos más pormenorizados son importantes para compartir las conclusiones con un grupo destinatario más amplio. Para crear un caudal de conocimientos importante, las conclusiones de las evaluaciones de una campaña deberían divulgarse ampliamente. Los informes deberían contener un resumen ejecutivo e información sobre la metodología utilizada y presentar las conclusiones principales de manera accesible (incluyendo cuadros, gráficos y ejemplos). Otros formatos más creativos, como vídeos cortos, pueden constituir un medio poderoso de compartir las conclusiones de una campaña con un grupo más amplio de destinatarios, por ejemplo en el sitio web de la campaña.

Estrategias de divulgación

Las conclusiones de las evaluaciones de una campaña deben divulgarse ampliamente para que se beneficien otros organizadores de campañas y campañas futuras destinadas a poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas. Una estrategia de divulgación establece qué tipos de conclusiones de la vigilancia y, más comúnmente, de la evaluación deberían compartirse con interesados externos y en qué momentos de la campaña.

Orientación práctica

Deberían considerarse las siguientes preguntas al planificar la divulgación de las conclusiones de la evaluación:

¿Qué productos de la campaña serán útiles para otros?

  • Materiales (por ejemplo módulos de capacitación, carteles, folletos, productos multimedia)
  • Datos (por ejemplo en informes de investigación, bases de datos de distintos tipos, presentaciones en reuniones)
  • Experiencia adquirida y lecciones extraídas (tanto de las cuestiones relativas a la campaña y de esta, por ejemplo identificación de la teoría del cambio adecuada)
  • Buenas practicas (no es lo mismo que la experiencia; las buenas prácticas se deberían haber ensayado y se debería haber demostrado que eran valiosas por medio de mediciones y una evaluación adecuadas)
  • Herramientas (por ejemplo listas de verificación, protocolos, directrices, kits para activistas)
  • Recursos (bibliografía; datos de contacto, en particular de las personas que trabajan en el proyecto; direcciones de sitios web)
  • Ideas para la transferencia, es decir sugerencias para la posible adopción y adaptación de la campaña en contextos diferentes, con sugerencias sobre los aspectos fundamentales que pueden ensayarse y duplicarse.

¿Quién necesita los resultados que obtuvo o puede beneficiarse de estos?

Por ejemplo, si su campaña ha producido una investigación sobre los servicios de apoyo a las víctimas de violencia en cinco países de Europa Meridional, claramente serán de interés para encargados de formular políticas, ONG y servicios sociales, entre otros, no solo de esos cinco países sino de otros de la Unión Europea e incluso de las instituciones europeas.

Hay muchos posibles usuarios de los resultados de su campaña, por ejemplo:

  • Miembros de la alianza y otros asociados de la campaña
  • Otras organizaciones que trabajan en el tema de la campaña, en su país o en otros
  • Instituciones gubernamentales y multilaterales, otros encargados de formular políticas
  • Otros miembros de los grupos destinatarios
  • Investigadores, bibliotecas universitarias, otras instituciones pertinentes, como hospitales y escuelas
  • Medios de comunicación y otros que tienen interés general en el tema
  • Donantes de la campaña.

¿Cuáles de estos interesados deben aprender sobre los resultados de la campaña para mejorar las posibilidades de alcanzar el objetivo de la campaña y la visión más amplia que entraña (como encargados de la adopción de decisiones o grupos de mujeres)? ¿A qué interesados debe rendir cuentas el equipo de la campaña (como administradores de la campaña, activistas o donantes)? Asigne las prioridades de los posibles usuarios del informe, para determinar los destinatarios fundamentales de este.

¿Cuál es el probable uso de los resultados y de qué forma deberían presentarse los resultados para lograr la máxima facilidad de uso?

Elabore su estrategia de divulgación para que satisfaga las necesidades de los destinatarios básicos de los informes. No es suficiente cargar los informes un sitio web, aunque se recomienda que cargue sus informes de evaluación en los sitios web de intercambio de conocimientos apropiados, como el Centro Virtual de Conocimientos para poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas; Siyanda; la Communication Initiative Network y Pambazuka. Como mínimo, los informes deben enviarse directamente a los interesados básicos por correo electrónico o postal. La organización de una actividad para divulgar las conclusiones importantes (como una reunión con los principales encargados de adoptar decisiones, un taller o una conferencia de prensa) puede mejorar la probabilidad de que se tome nota de las conclusiones y se las utilice.

Como regla general, los informes escritos y otras presentaciones deberían ser lo más conciso y claro posible (Véase la sección Informes de investigación). El idioma también podría ser una cuestión; presupueste su traducción, si procede. 

Recuerde: Debe superar la renuencia natural a compartir con otros algo que podría haber sido un desafío o incluso un fracaso. Tenga en cuenta que toda lección es útil, aunque en el momento parezca muy negativa.

La divulgación NO es:

  • Entregar a distintas personas copias de los materiales e informes y pensar que eso es suficiente; el hecho de que algo esté por escrito no significa que será leído; si es leído no hay garantía que será comprendido; si es comprendido no es seguro que será útil. En última instancia usted no controla si la información que brinda será utilizada por quienes usted desea que la vean.
  • Enviar copias de los materiales a grupos asociados y pedirles que los distribuyan, esperando que lo hagan.
  • Cargar algo en un sitio web y confiar en que los usuarios sepan de algún modo que está allí.
  • Enviar un comunicado de prensa a los medios y esperar que hagan algo al respecto.
  • Imprimir cientos de copias de los informes y suponer que las personas vendrán y los pedirán.

Por último, no pierda tiempo ni recursos divulgando materiales que no están en condiciones de ser aprovechados por otros, por ejemplo resultados de proyectos piloto que son muy provisionales o materiales que no se han ensayado suficientemente. En estos casos tal vez convenga circular materiales que contengan una explicación acerca de sus limitaciones y avisando que se envían solo con fines de información y que no deberían citarse ni utilizarse antes de realizar más ensayos. Así pues, podría solicitar que le envíen observaciones sobre estos materiales provisionales, para poder seguir desarrollándolos. Podría ser útil divulgarlos a un conjunto muy limitado de “ensayadores”.  

(Adaptado de Planning Dissemination, Conjunto de herramientas del Programa Daphne, Comisión Europea)

Recursos complementarios

Guidance: Quality Criteria for Evaluation Reports (Orientación: Criterios de calidad para los informes de evaluación) (UNIFEM, 2009). Disponible en inglés.

Guidance Note on Developing an Evaluation Dissemination Strategy (Nota de orientación sobre la elaboración de una estrategia de divulgación de evaluaciones) (UNIFEM, 2009). Disponible en inglés.