ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Niveles de vigilancia

La vigilancia de la campaña puede tener lugar en distintos niveles: a) las actividades realizadas (“proceso”), b) la eficacia de las actividades (“desempeño”), c) los resultados, y d) el impacto.

Nivel de vigilancia

Propósito/preguntas fundamentales

Proceso

¿Se realizan las actividades con la frecuencia prevista, la intensidad planificada, los plazos adecuados y de la forma indicada para llegar a los destinatarios?

Desempeño

Centrarse en la calidad, la cantidad y la distribución de los productos de comunicación: por ejemplo, ¿se imprimió la cantidad prevista de carteles  y se se distribuyeron estos en los lugares adecuados? ¿Están los miembros del equipo de gestión y comunicación desempeñando sus funciones según lo planificado? ¿Tienen los productos (carteles, teleteatros y radioteatros, actividades comunitarias) la calidad y el volumen previstos? ¿De qué formas satisface el desempeño del equipo de gestión las expectativas y los requisitos del plan de trabajo?

Resultados

Debe centrarse en los resultados a los que contribuyen las actividades de la campaña. Por ejemplo, si el objetivo de la campaña es despertar la conciencia de un grupo específico de adolescentes acerca del abuso sexual y alentarlos a utilizar los servicios de apoyo, deben vigilarse los indicios del cambio en esos adolecentes. ¿Qué demuestra que están más conscientes del tema? ¿Hubo un aumento del número de llamadas a la línea telefónica de ayuda? ¿Buscaron más estudiantes ayuda de un consejero escolar? En caso afirmativo, ¿quiénes, cuándo y desde dónde? Los resultados imprevistos, distintos de los individualizados durante la planificación de la campaña son importantes. ¿Se produjeron cambios en la concienciación de otros agentes sociales, como progenitores, maestros, agentes de policía, trabajadores sociales y varones adolescentes? También podría haber resultados negativos, por ejemplo una disminución de las llamadas a la línea telefónica de emergencia.

Impacto

¿Fue la estrategia de la campaña útil para progresar hacia el objetivo?  ¿Qué aportó la campaña al problema que trataba de abordar? ¿A qué cambios duraderos ha contribuido la campaña?

Vigilancia del uso de recursos: Además de la eficacia (¿estamos haciendo lo correcto?) y la efectividad (¿estamos haciendo las cosas bien?) deben vigilarse las necesidades para asegurar el uso óptimo de los recursos de la campaña, incluidos el tiempo del personal y los voluntarios, y la infraestructura (como estructuras de gestión y herramientas de comunicación). Algunas campañas tropiezan con el problema de tener objetivos eficaces y una estrategia para alcanzarlos, pero no son eficaces en el uso de sus recursos para realmente aplicar la estrategia. Esto puede traducirse en malos resultados y en última instancia la incapacidad de lograr los objetivos de la campaña. También debe tenerse en cuenta la rendición de cuentas a los miembros de la campaña y los donantes. La sección de Financiación de una campaña y recaudación de fondos presenta cuestiones fundamentales relacionadas con la financiación y la rendición de cuentas financiera. 

Vigilancia de los factores externos: La expresión “factores externos” se refiere a los factores que no son parte directa de la campaña, en general las actividades de personas, grupos u organizaciones ajenos a la campaña que pueden tener efectos en esta, o los cambios en el contexto político, económico, social o tecnológico. Dado que el número de estos factores prácticamente no tiene límite, la vigilancia debería centrarse solo en los que son esenciales para el éxito de la campaña, por ejemplo los cambios en la opinión pública y la cobertura por los medios de comunicación del tema de la campaña.