ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Sinopsis

Los indicadores utilizados determinan en gran medida la información que debe reunirse. Los datos pueden recolectarse en encuestas integrales o, más comúnmente, aplicando instrumentos de evaluación participativos adaptados de programas de desarrollo comunitario o estudios de mercado. Para que la vigilancia de la campaña sea útil, los datos reunidos deben analizarse oportunamente y utilizarse en el proceso de gestión de la campaña. La forma más eficaz de hacer esto es mediante reuniones periódicas, que deberían documentarse.

En la mayoría de los casos, se requieren datos sobre tres aspectos generales:

  1. El proceso de la campaña: Por ejemplo, si se realizaron las actividades según lo planificado, si hubo retrasos u otros problemas, o si se hicieron ajustes. También deben vigilarse los aspectos internos, como el desarrollo de la alianza de la campaña, las cuestiones relacionadas con la gestión y los progresos en la recaudación de fondos. 
  2. Los resultados de la campaña: Por ejemplo, si la campaña ha logrado los resultados previstos, qué cambios o reacciones han generado las herramientas de comunicación utilizadas, qué atención ha recibido la campaña y si la campaña ha generado resultados no previstos o negativos.
  3. Los factores externos que pueden haber influido en la campaña: Por ejemplo, políticas gubernamentales nuevas que podrían respaldar o poner el peligro el logro del objetivo de la campaña y todo acontecimiento que centre la atención pública en el tema de la campaña.

Recuerde:

Al reunir datos sobre personas, todos los participantes deben comprender la naturaleza y las consecuencias de su participación en la investigación. Asegúrese de respetar las directrices éticas en las investigaciones – véase Ética de la investigación.

Interrogar a los destinatarios

Una evaluación adecuada de la eficacia de la campaña debe medir los cambios en los destinatarios.

Algunos de los instrumentos más comúnmente utilizados son:

  • Las encuestas cuantitativas sistemáticas, que permiten comparar periódicamente los adelantos respecto de los datos de referencia. En una campaña de cambio de comportamiento, esta puede ser una forma eficaz de vigilar los cambios en los conocimientos y las actitudes declaradas. No obstante, debido a la complejidad de los procesos de cambio de los comportamientos relacionados con la violencia y los tabúes sociales conexos, encuestar directamente a los destinatarios por sí solo podría no brindar información fiable sobre los cambios. Para obtener un panorama más completo, deben combinarse las encuestas directas con otras herramientas, como la observación, las escenificaciones o el seguimiento directo de las respuestas. Consulte Encuestas cuantitativas en Evaluación de una campaña de esta sección y Herramientas de reunión de datos para los tipos de encuesta que pueden utilizarse.
  • La evaluación participativa del proceso, basada en los métodos de desarrollo comunitario, que puede brindar información cualitativa detallada.