ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Cartas y peticiones

La redacción de cartas (o postales) y peticiones para encargados de adoptar decisiones políticas, formadores de opinión y medios de comunicación son técnicas comunes para destacar una causa y pedir que se adopten medidas públicas, o para corregir afirmaciones públicas engañosas hechas por otras personas. Las cartas de cabildeo se dirigen directamente a los encargados de la adopción de decisiones pertinentes y solo a estos (destinatarios primarios), en tanto que las cartas abiertas, las tarjetas postales, las cartas firmadas por un gran número de personas y las peticiones se comparten con un público amplio y tienen por objeto recabar el apoyo del público para una causa determinada. Por lo general las cartas abiertas se publican en algún foro, por ejemplo en un diario o una lista de correo electrónico. Las cartas a los partidarios informan a los seguidores de la campaña sobre el progreso de la campaña y los alientan a seguir apoyándolos. Véase la sección sobre boletines informativos si desea obtener asesoramiento general que puede utilizarse eficazmente para informar y motivar a los partidarios.

El auge de las campañas electrónicas ha llevado a que las cartas y peticiones puedan llegar a un gran número de personas en poco tiempo. El uso de las nuevas tecnologías de las comunicaciones, como Internet y la telefonía móvil, en las campañas puede ser una forma rápida, económica y eficaz de contactar, informar y movilizar a un gran número de personas en contextos en que las herramientas electrónicas son fáciles de acceder y ampliamente utilizadas.  

Envío de cartas

¿Cuándo comenzar una campaña de envío de cartas o postales?

  • Si se tiene la certeza razonable de que un número suficiente de personas escribirán y enviarán cartas y mensajes de correo electrónico, o se sumarán a una campaña de firmas. Un análisis de los interesados podría ser útil para determinar el éxito potencial de estas actividades.
  • Si hay un mecanismo jurídico que obliga a los destinatarios a responder a las cartas públicas, por ejemplo en algunos países los concejos municipales deben recibir las observaciones de los ciudadanos sobre los proyectos de infraestructura previstos antes de ponerlos en práctica (un buen punto de partida para los organizadores de campañas de Ciudades seguras).

Orientación práctica para la redacción de cartas:

  • Suministre plantillas o “elementos básicosde texto que contienen los puntos principales que la carta debe incluir, para que los partidarios no deban redactar toda la carta. También puede usar un modelo de carta que sus partidarios pueden copiar y adaptar. Hay nuevas herramientas para la organización de campañas electrónicas que facilitan la “firma” en línea de las cartas o peticiones por los partidarios y su transmisión instantánea a los encargados de la adopción de decisiones.
  • En la carta, señale un objetivo que sea importante para los destinatarios y que pueda obtenerse adoptando la medida impulsada.
  • Aliente a las personas en puestos de autoridad a sumarse a la campaña de envío de cartas; una carta bien redactada de una persona o grupo influyente puede tener más repercusión que cientos de postales.
  • Indique claramente que invita tanto a mujeres como a hombres y a personas de diferentes orígenes a escribir cartas, a fin de aumentar el número de cartas y demostrar que su causa es apoyada por muchos sectores de la sociedad.
  • Si usa postales, diséñelas cuidadosamente para que luzcan atractivas y transmitan el mensaje en pocas palabras e imágenes. Utilice un único diseño simple para transmitir el mensaje claramente. Las herramientas de organización de campañas electrónicas han convertido las postales electrónicas en una forma útil de atraer un gran número de partidarios con acceso a Internet.

La orientación pormenorizada sobre las campañas de envío de cartas o de cartas de apoyo solidario figura en una guía de Mujeres que viven bajo las leyes musulmanas (WLUML) de 2009, Solidarity Actions: The Letter-writing Campaign (Medidas de solidaridad: Campaña de envío de cartas).  

Cartas abiertas

Las cartas abiertas son las que se envían a los encargados de la adopción de decisiones y se publican en los medios de comunicación con el objeto de destacar la responsabilidad del destinatario respecto de la cuestión y suscitar un debate público. Tienen una estructura semejante a las columnas editoriales y artículos de opinión. Puede comprarse especio publicitario para publicar una carta abierta si ningún diario consultado está dispuesto a publicarla gratuitamente (ya sea como carta al editor o artículo de opinión). Sírvase seguir la orientación sobre la redacción de cartas que figura más arriba.

Peticiones

Las peticiones, en la realización de campañas, son solicitudes oficiales (mediante cartas u otros medios), presentadas a los encargados de la adopción de decisiones, el gobierno u otra entidad pública, que firman las personas o grupos de personas en apoyo de la causa.

¿Cuándo usar una petición?

  • Cuando es probable que un gran número de personas firmen la petición grupal o presenten peticiones individuales en apoyo de la causa.
  • Si el gobierno o la institución a los que se dirigen están obligados por leyes y políticas a responder a las peticiones. En algunos países, las instituciones públicas tienen sitios web para peticiones (como los sitios públicos de Alemania y el Reino Unido.

Varios sitios web, como el Sitio de las peticiones explican los pasos que deben adoptarse para crear peticiones en línea (peticiones electrónicas) (en inglés). El Sitio de las peticiones también presenta varias peticiones existentes, incluidas algunas sobre los derechos de la mujer. Change.org es un sitio web que ofrece herramientas de petición gratuitas que permiten a cualquier persona iniciar una campaña, sumarse a ella y tener éxito en este sentido.

Orientación práctica sobre la redacción de peticiones:  

  • Base la petición en una propuesta única y clara (por ejemplo un cambio concreto de legislación o la liberación de una mujer detenida injustamente) y diríjala a la persona o institución concretas en condiciones de adoptar la decisión que impulsa.
  • Redacte el texto en forma breve y clara. Póngalo a prueba con alguna persona que no sepa nada de la campaña antes de hacerla pública para verificar que el estilo de la petición es claro y atractivo.
  • No olvide incluir un espacio para que las personas puedan escribir su nombre y firmar. Considere la posibilidad de prever un espacio para los datos de contactos, así como un recuadro que las personas puedan marcar si desean recibir más información acerca de la campaña, y haga un seguimiento rápido si lo desean.
  • Distribuya la petición, en general por correo electrónico u otras herramientas de campañas electrónicas, y aliente a la mayor cantidad posible de personas a que firmen la petición. Haga un esfuerzo especial por que personas que ocupan cargos de autoridad y otras personas conocidas la firmen. Los partidarios deben enviar la petición a los organizadores para que estos puedan reenviarla con la lista de signatarios a los encargados de la adopción de decisiones a los que está dirigida.
  • Haga pública la entrega de la petición a los encargados de la adopción de decisiones, por ejemplo invitando a los medios de comunicación y redactando un comunicado de prensa.

Recuerde:

Las peticiones en línea son una forma fácil de expresar apoyo a una causa. No obstante, circulan tantas de ellas que tal vez la suya no reciba la atención necesaria, a menos que sea parte de una campaña más amplia que combine y utilice varias herramientas. Antes de firmar una petición que le llegue, verifique si es ética (véase Principios rectores).