ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Dramatización interactiva

Una forma poderosa de estimular la reflexión crítica es el teatro foro, como el método de teatro del oprimido (posteriormente adaptado con  el nombre de teatro foro, teatro de la imagen y teatro invisible) desarrollado en el Brasil en 1971.

En el teatro foro, los agentes representan una obra breve, redactada cuidadosamente, que ilustra un problema en la comunidad. Por ejemplo, presentan escenas en que una niña que asiste a la escuela es acosada por un maestro. Tras una obra breve, los agentes o un moderador piden al público que analicen el problema y propongan soluciones. Se invita a los miembros del público a que suban al escenario y vuelvan a actuar la escena asumiendo el papel de la persona cuyo comportamiento debería cambiar; o pueden indicar a un agente que lo haga en nombre de ellos. Diferentes miembros del público pueden proponer soluciones, que se actúan en el escenario y luego se evalúan entre todos. A medida que los participantes se identifican con la persona que está en el escenario, se van sumergiendo emocionalmente en un poderoso proceso de aprendizaje basado en la experiencia, que se lleva a cabo en un entorno seguro y atractivo desde la perspectiva emocional. El teatro foro puede ser muy eficaz para exponer las contradicciones y riesgos relacionados con el cumplimiento automático de las normas sociales (como la aceptación tácita de la violencia doméstica), y generar una motivación para el cambio de comportamiento.

 

Ejemplo: La Red Africana para el Desarrollo Integrado (Réseau Africain pour le Dévelopement Integré RADI) ha usado esta técnica para despertar la conciencia acerca de la nueva legislación sobre la violencia doméstica (adaptado de New Tactics in Human Rights Project/Center for Victims of Torture, 2004):

La violencia doméstica, especialmente la de naturaleza sexual, es un tema tabú en el Senegal, y rara vez se denuncia a las autoridades. En un país en que muchos creen que las leyes religiosas permiten algunas formas de violencia doméstica, la RADI necesitaba encontrar una forma eficaz de despertar la conciencia respecto de las leyes aprobadas recientemente. Dado que el analfabetismo era generalizado y el teatro ha experimentado un auge considerable, la RADI eligió el teatro como medio de llegar a los destinatarios, despertar la conciencia acerca de las cuestiones de violencia doméstica y transmitir a las personas conocimientos sobre los recursos disponibles.

La RADI invita a agentes de renombre que seleccionan mujeres del público para que participen en improvisaciones breves de 10 minutos de duración que representan escenas de abuso doméstico. Las acciones espontáneas de las mujeres y los miembros del público revelan su familiaridad con estas situaciones. Las dramatizaciones quedan sin resolver a fin de que los auxiliares jurídicos faciliten los debates sobre los posibles recursos y opciones que pueden adoptarse para abordar el problema de la violencia doméstica. Los auxiliares jurídicos también presentan los recursos jurídicos disponibles y las sanciones penales y civiles contra la violencia.

La RADI se vale de dos recursos culturales importantes en su táctica. En primer lugar, el teatro ya es un método de enseñanza ampliamente aceptado y bien comprendido en el Senegal. En segundo lugar, los programas se organizan en torno a mbottayes, reuniones tradicionales no estructuradas de mujeres que por lo general garantizan una muy buena asistencia a los debates grupales. Según la RADI, la mayoría de los participantes en las sesiones de teatro y debate no solo aprendieron más acerca de sus propios derechos sino que también transmitieron esta información a sus familiares y amigos.

Muchos grupos han utilizado el teatro y las representaciones para promover los derechos humanos, pero la RADI combina el derecho y el teatro de una manera singular. Una de las razones por las que la RADI tiene éxito para llegar al público es que utiliza las estructuras sociales existentes de los mbottayes. El aspecto teatral ofrece otro incentivo para participar (es entretenido) y ofrece a los participantes un nivel de protección que facilita la conversación sin que se les pida que analicen sus situación personal.

Para más información, véase la publicación: Gaye, O., Using Popular Theatre to Break the Silence Around Violence Against Women, Red Africana para el Desarrollo Integrado, 2004 (en francés e inglés).

 

Para más orientación, consulte la Guide to Interactive Drama for Sexual and Reproductive Health with Young People (Guía para el teatro interactivo sobre la salud sexual y reproductiva con jóvenes) de la International HIV/AIDS Alliance (2008). La Organización Teatro de los oprimidos (en inglés) suministra vínculos con los profesionales del teatro foro de todo el mundo. Muchos grupos imparten capacitación a activistas sociales.