ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Panorama general

Uno de los modelos de compromiso con el sector informal usado más ampliamente es instaurar el desarrollo de capacidades y los programas de formación. Los siguientes son pasos claves a tener en cuenta al instaurar un programa de desarrollo de capacidades:

  • Evaluación de necesidades/ Diagnóstico situacional: Al igual que en cualquier esfuerzo de reforma del sector justicia, el desarrollo de capacidades debe comenzar con la determinación de qué es lo que necesita un sector o comunidad en particular. Junto con las técnicas descritas en la sección de planificación y diseño programático, la evaluación de las necesidades puede ser realizada mediante un inventario de capacidades. Nota del editor: Los inventarios de capacidades son de utilidad tanto en el sector de justicia formal como informal.

  • Planificación: Desarrollar un plan para aumentar las capacidades, que conceda tiempo y recursos suficientes para la formación u otra forma de adquirir capacidades, para que las personas practiquen habilidades nuevas o usen los nuevos equipos/recursos y para que las personas se ajusten a las nuevas funciones y responsabilidades a medida que aumentan sus capacidades.

  • Monitoreo y Evaluación: Incluya puntos de referencia para medir el éxito y un componente de evaluación para examinar si el desarrollo de capacidades ha satisfecho las necesidades reseñadas en la evaluación.

    El desarrollo de capacidades relacionadas con la justicia informal y la violencia contra las mujeres puede tomar muchas formas pero algunas de las usadas más frecuentemente incluyen:

    • Crear materiales educativos jurídicos

    • Crear o modificar la infraestructura

    • Aumentar la colaboración y los vínculos

    • Facilitar la transferencia de conocimiento

       

Ejemplo: En Papua Nueva Guinea, los tribunales de las aldeas usan la costumbre para llegar a una decisión pero son considerados como una parte oficial del sector de la justicia formal. Los funcionarios del tribunal de la aldea están capacitados y supervisados en algunos aspectos por el sector formal, lo que abre vías de comunicación y debe garantizar la integración de los principios de los derechos de las mujeres dentro del sistema consuetudinario.

 

Herramienta:

Inventario de capacidades de los actores del sector justicia Para confeccionar un inventario de capacidades, trabaje en equipo para elaborar una lista de los tipos de habilidades, conocimiento y relaciones que se necesitan para lograr un proyecto, metas organizativas o una iniciativa de reforma de justicia. Estas listas pueden ser muy amplias e inclusivas, desde el conocimiento jurídico especializado hasta habilidades de mecanografía. Luego, si está realizando inventarios individuales, designe a una persona para que entreviste a todo el personal y a los voluntarios para determinar qué conocimientos poseen de la lista. Esto generará un “currículo de capacidades” de cada persona. Los inventarios de capacidades pueden ser realizados a niveles individuales, organizacionales o comunitarios. El proceso no sólo busca los déficits sino que también examina los conocimientos que ya existen pero pueden ser desconocidos o infrautilizados. Al final del proceso se pueden revelar nuevos conocimientos y la necesidad de un aumento de capacidad. A nivel organizacional o comunitario, estos inventarios pueden parecerse más a un mapa que a un currículo ampliado. Con la documentación de los conocimientos de los actores claves, los lugares donde faltan capacidades se aclaran rápidamente. Vea una muestra de un Inventario de Capacidades creado para fomentar del desarrollo comunitario en los Estados Unidos.